jueves, 22 de marzo de 2018

PLANEACIÓN ESTRATÉGICA A LA INVERSA


Los procesos de planeación estratégica casi siempre se inician de arriba hacia abajo, es decir desde el nivel de ventas hacia la utilidad, desde el crecimiento de las ventas hacia la utilidad, desde el incremento de clientes hacia la utilidad, desde el crecimiento de las zonas geográficas, los puntos de ventas o los distribuidores hacia la utilidad, creo que se esta cometiendo un error, en mi concepto debemos partir de la utilidad esperada hacia las ventas, es decir de abajo hacia arriba, mi propuesta es una planeación estratégica a la inversa.
Debemos partir de la inversión realizada en el negocio o la empresa, es decir el dinero aportado por el emprendedor, los recursos aportados por los socios, el patrimonio de los dueños, estos recursos son los que debemos cuidar y sobre los que debemos evaluar permanentemente, independiente de las ventas, clientes, distribuidores o los puntos de venta que se tenga.
Cada que iniciamos un emprendimiento, una empresa o un negocio, lo que hacemos es tomar un crédito (el dinero que ponemos, el aporte de los socios, los recursos aportados) y lo convertimos en una serie de activos, que principalmente son cuatro: efectivo (dinero en caja y bancos), cuentas por cobrar (dinero que prestamos a los clientes), inventarios (dinero que invertimos en materia prima, insumos o productos terminados para desarrollar el negocio) y propiedad, planta y equipo (maquinas, herramientas, muebles, computadores, edificios, terrenos, vehículos que necesitamos en el desarrollo del negocio) y en todos ellos estamos corriendo riesgos, el efectivo puede perder poder adquisitivo, las cuentas por cobrar pueden tardar o no pagarlas, los inventarios se pueden deteriorar o perder valor y la propiedad, planta y equipo puede perder valor.
Lo que debemos lograr es que las decisiones que tomamos sean adecuadas para que los activos que hemos adquirido en el proceso y con los que operamos y generamos los ingresos, sean lo suficientemente rentables para pagar los costos, los gastos y renumerar el pasivo tomado con los socios, los emprendedores o dueños.
Si vamos a meternos en la aventura empresarial más vale que la utilidad después de impuestos nos produzca por lo menos entre dos y tres veces los que nos produciría colocar esos recursos en una inversión de bajo riesgo como un CDT, hoy en día este tipo de inversión genera entre un 5% y 6% anual, la rentabilidad patrimonial que debiera darnos el negocio debe ser del orden del 15% anual, esta la obtenemos de dividir la utilidad después de impuestos sobre la inversión realizada por los socios en el negocio.

domingo, 18 de marzo de 2018

EMPRENDER SIN MORIR EN EL INTENTO


Según estudios recientes de la Fundación Bavaria, la Universidad del Rosario y el Grupo Sura, los emprendimiento en Colombia mueren en el primer año en un 45% y para el cuarto año han desaparecido cerca del 80%.
Cuales son la principales causas de esta alta taza de mortalidad?
Creo que es necesario considerar tres aspectos fundamentales para no morir en el intento:
LA PASION
Es necesario rodearse de personas con el mismo sueño, pero fundamentalmente que tengan la misma pasión, que vayan en el mismo camino, que empujen el bus para el mismo lado y que estén dispuestos a persistir a pesar de todos los obstáculos de toda índole con los que es necesario lidiar en el día día.
EL EQUIPO
No basta con la idea ganadora, innovadora y la pasión, se requiere equipo, de lo contrario el fracaso esta garantizado.
No debemos pretender que podemos hacerlo todo.
Se requiere de tres componentes claves: El emprendedor, el comercializador y el financiero.
El emprendedor es el de la idea, el que lanza al mundo su producto o servicio
El comercializador es el que sabe como venderlo, cuales son los canales adecuados, los aliados estratégicos.
El financiero, aterriza las ideas del emprendedor, costea los costos, los gastos y los canales del comercializador y le pone la realidad financiera al negocio.
ACOMPAÑAMIENTO
La tecnología y las redes sociales han vuelto al mundo interconectado, no estamos solos y no debemos hacer negocios solos, debemos buscar los aliados estratégicos adecuados, los que vayan en la misma dirección y pueden ayudar a potenciar los negocios, ni siquiera los mas exitosos emprendedores como Bill Gates o Steve Jobs han actuado solos.

domingo, 1 de octubre de 2017

LA RESPONSABILIDAD Y LA ETICA PROFESIONAL

Recientemente me he encontrado con clientes que han solicitado mi concepto o asesoría de temas sobre los cuáles han recibido asesoría previa de colegas y en las que veo graves problemas de idoneidad profesional por desconocimiento de los temas o falta de estudio a profundidad de las implicaciones de sus apreciaciones para el cliente, debemos tener cuidado cuando presentamos conceptos por las implicaciones de orden financiero, tributario o legal que ello puede tener para el cliente.
Nuestra profesión es muy amplia y tiene una gran cantidad de áreas en las cuáles podemos aplicar, algunas de ellas son: contabilidad, costos, auditoría, finanzas, impuestos, revisoría fiscal, normas internacionales de contabilidad del sector privado y del sector público, normas internacionales de auditoría.
Las nuevas regulaciones sobre contabilidad, auditoría y tributación, implican casi desprendernos de los conocimientos adquiridos en nuestros procesos de formación profesional y capacitarnos en estos nuevos marcos normativos para poder actuar con la responsabilidad y ética profesional que nos compete.
Sin querer pontificar sobre ética profesional y solo con el animo de contribuir a la profesión, me arriesgo a presentar alguna recomendaciones cuando nos enfrentamos a situaciones que puedan desbordar nuestro conocimiento o experticia:

  1. Capacítese en los nuevos marcos normativos, no es responsable, ni ético, mantenernos en nuestra profesión sin los conocimientos adecuados para nuestros clientes.
  2. No se comprometa con temas en los cuáles no tenga los conocimientos teóricos y la experiencia profesional, no es suficiente el conocimiento académico, se requiere la experiencia practica en el tema.
  3. Cuando se encuentre con situaciones en las cuáles se le presenten dudas o sobre las cuáles no se halla desarrollado conocimiento previo, recurra a colegas que tengan la experiencia en el tema o en áreas similares, trate de que sea más de un colega, con el objetivo de poder contrastar las respuestas obtenidas y formarse su propio criterio.
  4. Concéntrese en un área especifica de la profesión en la cuál tenga mayor experiencia y conocimiento y en la cual pueda generar una experticia, no es razonable un mar de conocimientos con muy poca profundidad.
  5. De ser posible únase a grupos de estudio de colegas sobre temas específicos que le mejoren su experticia.
  6. Asista a conferencias, congresos y charlas sobre temas que sean de su gusto y que le mejoren su experticia.
  7. En la medida de sus posibilidades realice especializaciones o maestrías que mejoren sus conocimientos y le permiten entrar en contactos con otros colegas interesados en el tema.
  8. Forme redes de colegas con los cuáles pueda conversar e intercambiar conocimientos e inquietudes sobre temas de su interés.   

-->